Lectores

martes, 11 de septiembre de 2012

Miedo, temor, fantasmas del pasado y de la razón, tu lucha de gigantes, tus historias del arte.

Él ha introducido la definición de amor en mi vida. Otros habían simulado ser caballeros en una guerra por mi causa, me vendían historias que no eran más que humo. Humo que se disipó más rápido que aquel cigarro que solía acompañarles. 
Desengañada de caras bonitas y melenas que se movían al ritmo de mis palabras me encontré con el chico de las cicatrices. Por dentro y por fuera. Dos le decoran la cara, innumerables el corazón. Y poquito a poco, a base de llamadas, de visitas sorpresas, de besos robados...a base de ser él, me enamoró. De la forma de la que hablan los diccionarios, los libros de Moccia, y porque no, también de los poemas de Bécquer. Podéis acusarme de ser cursi, incluso empalagosa, pero si pudieráis ver la intensidad de sus ojos cuando me mira...suspirarias tanto que se os acabarían despeinando hasta las ideas. De la misma manera que a mi se me ha despeinado hasta la razón. ¿Para que la quiero? Teniendolo a él me sobra hasta el aire.


3 comentarios:

pintatuvidadecolores dijo...

joder tia cada dia te luces más! i love it! :)

La chica de los chicles dijo...

me encanta. ''De la forma de la que hablan los diccionarios, los libros de Moccia, y porque no, también de los poemas de Bécqer'' Realmente yo tambien amaría a alguien así

Saludos de la chica de los chicles, que busca a su poeta de ojos verdes por los rincones(:
http://lachica-deloschicles.blogspot.com.es/

pintatuvidadecolores dijo...

u.u es verdad pero no lo puedo evitar! XD jajajaj