Lectores

lunes, 14 de enero de 2013

Que como yo a veces sueño nadie ha soñado contigo.

Te querré en esta vida y en la otra. Se ha convertido en nuestra frase, esa que puedes tatuarte en un momento de locura, aquella que puede colorear cualquier pared a modo de graffiti, o esa otra que grabar en un anillo. Yo, insegura por naturaleza y con escasa confianza hacia los demás he caido completamente en tu red. Yo, que me reía de tus tonteos matutinos y hacia oidos sordos a toda tu palabrareria e iba gritando a los  cuatro vientos que nunca contigo. Yo, que estaba herida, en pleno coma sentimental, que lloraba por las esquinas que un día me vieron besarme con otro. Yo, amante de los ojos que cuentan historias y de las vidas que merecen una conversación, me enamoré de ti.  Creía que nunca mis mariposas volarían tan alto, ni me imaginaba que una persona podía regalarte tanta felicidad ni hacerte olvidar las veces que te habían roto por dentro, porque él lo había cosido todo. Las heridas dejaron de existir, cicatrizaron y se convirtieron en una mera huella de un pasado donde no estaba él. Un pasado que dejo de tener importancia al ritmo que él me daba lo que nunca antes me habian dado...verdad. La verdad de quererte sin que nada se interponga, de que no haya fronteras entre los dos, ni guerras en las que luchar, que la bandera blanca esté siempre en alza porque nos perdonamos la vida a base de asaltos. Asaltos dulces que me recuerdan que mi existencia es maravillosa porque él está en ella.

1 comentario:

La chica de los chicles dijo...

que bonito!!! yo quiero a alguien asi! me gusta, no sé porque, cuando dice ''Yo, que estaba herida, en pleno coma sentimental, me enamoré de ti'' es precioso en serio(: que seas super feliz, no dejes escapar a alguien así