Lectores

viernes, 3 de febrero de 2012

Eres el jodido atisbo de felicidad permanente entre el caos.

Te quiero, y lo hago porque tú luchas todos los días porque lo siga haciendo. Lo hago porque no descansas, porque aún cuando has tenido un día jodido, te quedan fuerzas para hacerme reir a mi. Te quiero porque de los dos tú eres el que flota, el que no deja que nos hundamos, porque nos mantienes herguidos, nos mantienes juntos. Y eso es increible. Porque haces que todo cobre sentido, porque tu voz me incita a sonreir, a cantar, a pensar que todo es posible siempre que te tenga a mi lado. No quiero dejar que ni el tiempo, ni las dudas se lleven por delante todo aquello que estamos consiguiendo, porque de repente noto esa sensación, esa que no te consuelas por retenerla ahí en el pecho, esa que necesitas compartir, eso a lo que la gente llama felicidad, y que por mi parte, no tiene nombre. He aprendido que es compartirlo todo, a sentirte como si fueras una parte de mi, a necesitarte hasta cuando te tengo. Porque de eso se trata lo nuestro, de que cada vez queremos más, no nos damos por vencidos, porque sabemos que juntos, la felicidad no tiene limites, y siempre se puede ir más allá.

1 comentario:

una chica cualquiera dijo...

joder, que bonito...
me recuerda a mi.. (en sentido q yo antes era la q más luchaba jajaja)
un besitoo!