Lectores

viernes, 10 de febrero de 2012

Enredada en la alambrada de tu voz.

A comienzos de Mayo las promesas vacias que el chico de los ojos azules habia murmurado se las acabó llevando el viento. Las promesas, la ilusión, las ganas de comerme el mundo. Esperaba un milagro de la primavera. Tú fuiste mi milagro. Llegaste tiempo atrás haciendo ruido, pero mis oidos nunca prestaron demasiada atención. Cuando nos reencontramos, habias cambiado la fórmula y con ello el resultado. Dejaste de lado las bromas que nunca me hicieron gracia y me diste tu conversación, tu alegria, tu forma de ver la vida, tan especial, tan tuya. Aquella época que se presuponia triste y melancolica se pintó de colores, de canciones, de sonidos, de sentimientos que aún hoy, nueve meses después puedo recordar como si fuera ayer. Y sé que nunca se me olvidará. Porque eres indeleble, imborrable, irreemplazable.

2 comentarios:

pintatuvidadecolores dijo...

tia! como que capulla¿?
que mal! haha
sabes !? me he cortado el pelo!
pd: ya tienes una persona más que te sigue! hhahahah
yo! :)

una chica cualquiera dijo...

y porque te enamoraste !!!! jejejeje que bonito...y si termina eso,o terminó...tampoco se te olvidará... como dije en una entrada anterior ''donde hubo fuego,cenizas quedan''
un besito :)